30/5/16

¿Tubo o pastillas?





Muchas veces me han preguntado qué es mejor para pintar, si las pastillas de acuarela o los tubos.
Tengo buenas noticias: ambos son geniales.
Simplemente se trata de dos formas de presentación de un mismo producto. Las pastillas vienen de los primeros tiempos de la acuarela, cuando la marca inglesa Reeves introdujo las primeras cajas de acuarelas portátiles en 1776. Sabemos que en tiempos de la Reina Victoria, las damas de buena familia recibían clases de acuarela y era el hobby preferido. Por eso está lleno de historias de señoritas que salían a pintar a la campiña, igual que ahora ;)


De hecho, podemos ver cómo era el bolso de acuarelas de la mismísima Reina Victoria:


Bolso de acuarelas de la Reina Victoria.


Con los avances tecnológicos y la invención del tubo metálico que permitió almacenar los pigmentos preparados llegar y usar, óleos y acuarelas pudieron venderse listos. 
O sea, la calidad de ambos (tubo v/s pastilla) en una misma línea de colores debiera ser igual, pues es el mismo producto presentado de dos maneras.
En lo personal, generalmente prefiero comprar tubos pues viene más cantidad de pintura y además sirven para rellenar paletas con los colores que prefiero para trabajar. Así tengo varias paletas para distintos objetivos, aunque usualmente es una mi favorita, con varios colores primarios y algunos complementarios. 


La típica paleta plástica china es súper portátil y no falla, además es barata. La más barata está en la Librería Nacional, a un poco más de dos mil pesos.

Las pastillas por otro lado tienen la ventaja de que se ponen en paletas metálicas especiales y se pueden intercambiar y por supuesto rellenar cuando se acaban. En Chile lamentablemente no venden pocillos vacíos, pero a medida que uno va comprando, va juntando. Lo bueno es que se pueden guardar en cualquier caja o lata y si hay colores que quieres probar o no están en tubo, la pastilla siempre es una súper opción. Como les decía, la calidad debiera ser igual dentro de una misma marca.
Lo más importante es, independiente de la marca que elijan para trabajar, que los colores sean de calidad Artista y no Estudiante. Eso sí hace una enorme diferencia.

En mi caso, tengo Síndrome de Diógenes con las acuarelas y siempre estoy buscando alternativas para probar. 
Mis marcas favoritas para trabajar son: Winsor & Newton Artist's Watercolours, Daniel Smith Extra Fine Watercolor, Old Holland Watercolours y Schminke Horadam Watercolour.




Mis pastillas, acabo de rellenarlas hoy. Los tubos deben quedar bien cerrados y ojalá dentro de una caja plástica sellada para que no se vayan a secar. 







No hay comentarios:

Publicar un comentario